lunes, 25 de septiembre de 2017

"Clima Cósmico del 25 de Septiembre al 1 de octubre 2017: El Arte de la Justicia y del Equilibrio". Por Margit Glassel.


Empezamos la semana con la Luna creciente en Sagitario que durante un par de días nos puede vitalizar con cierto optimismo e impulsos hacia la libertad. Se pueden producir impedimentos a nuestros movimientos por la cuadratura de Mercurio a Saturno y la oposición entre Marte y Neptuno que todavía se respira en el aire. La solución es la disciplina, la organización y el esfuerzo intelectual. Plutón es otro gran protagonista de la semana ya que termina su retrogradación de cinco meses este jueves. Sale de su inframundo con esplendor y glamour; si hemos entablado amistad con él en los oscuros rincones de nuestra alma, ahora es el momento de ascender como un fénix y empezar una nueva etapa renacidos y empoderados. Probablemente, a partir de ahora se desbloquean situaciones que nos tenían atrapados y podemos empezar a construir nuevas estructuras más a nuestro gusto. Marte empieza a alinearse con un trígono con Plutón a lo largo de la semana; algo que añade mucha fuerza y poder de acción; los trígonos son aspectos que no oponen resistencia y las energías fluyen en sinergia para los fines canalizados, sin mucho esfuerzo, para bien o para mal. El Jueves también es exacta, por tercera y última vez, la oposición entre Júpiter en Libra y Urano en Aries que nos ha acompañado con más o menos fuerza a lo largo de todo el año. Tenemos otra gran oportunidad para ser realmente nosotros mismos y apartarnos de lo que son meros convencionalismos que ahora solo nos restringen. Es un aspecto muy energético, algo explosivo, que puede traer a la superficie conflictos entre lo colectivo y lo individual, entre optar por la paz o iniciar una batalla. Al final la solución será en usar estrategias inteligentes y justas (Libra) y el coraje (Aries) para aplicarlas y producir cambios fructíferos. Mercurio entra en Libra en la madrugada del sábado añadiendo su fuerza al Sol, ya en el signo desde el viernes pasado. La justicia, la paz y la tranquilidad será algo que todos tendremos que trabajar durante unas semanas aunque el revolucionario Urano desde Aries se opone a Libra y nos impulsa a cambios que a veces pueden alterar la armonía que buscamos pero seguramente será para un bien mayor a largo plazo. El fin de semana se hará patente la oposición anual entre Venus y Neptuno. Cuidado con las proyecciones y las idealizaciones. No vaya ser que besemos un sapo pensando que es un príncipe.

Copyright© Margit Glassel
www.margitglassel.com
Margit en Facebook.
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────
Si quieres recibir una interpretación de tu carta natal
y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses
para comprender cómo estos te afectan personalmente,
o una consulta de tarot, no dudes en escribir a
margitglassel@yahoo.es
para más información acerca de su trabajo.
- Vía Skype o Presencial - 
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────

sábado, 23 de septiembre de 2017

"Escucha a tu Alma".


Si quieres oír cantar a tu alma,
 rodéate de silencio.

La Akademia
@laakademia_org
Imagen de uncioncatolica.wordpress.com
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"Todo es Perfecto".
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
 La esencia de toda la actividad mental consta de ciertos pensamientos, 
emociones y patrones reactivos repetitivos y persistentes con los cuales
 nos identificamos más fuertemente: Esa entidad es el ego.

"La Esencia del Ego". Eckhart Tolle.
───────»♣ ☆ ♣ ☆ ♣«───────
 La emoción surge en el punto en que se encuentran la mente y el cuerpo.
 Es la reacción del cuerpo a su mente, o podríamos decir, 
un reflejo de su mente en el cuerpo.
"La Emoción: La Reacción del Cuerpo a su Mente". Eckhart Tolle.
───────»♣ ☆ ♣ ☆ ♣«───────
Somos una especie que perdió su camino. 
En toda la natura­leza, en cada flor o árbol, en cada animal, 
hay una lección impor­tante para nosotros, 
si tan solo nos detuviéramos a observar y oír. 

"El Pato con Mente Humana". 
Eckhart Tolle.

───────»♣ ☆ ♣ ☆ ♣«───────
Cada vez que usted crea una brecha en el fluir de la mente,
 la luz de su conciencia se vuelve más fuerte.

Un día puede que se sorprenda a sí mismo sonriendo a la voz de su cabeza, 
como sonreiría ante las travesuras de un niño. 
Esto significa que ya no se toma tan en serio
 el contenido de su mente, puesto que el sentido de usted mismo 
no depende de él.

Eckhart Tolle en "El Poder del Ahora".
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"El Secreto de la Felicidad". 
EckhartTolle

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────


"La Zona de Confort".



Cada uno de nosotros tiene su propia "zona de confort", 
un concepto que no se limita a un lugar real sino que más bien 
es un constructo psicológico que define nuestra rutina en la vida cotidiana.

El concepto zona de confort se remonta a un experimento clásico en psicología realizado en 1908 por los psicólogos Robert M. Yerkes y John D. Dodson, quienes explicaron que un estado de comodidad relativa generaba un nivel constante de rendimiento. 

Sin embargo, también puntualizaron que para mejorar ese rendimiento necesitamos experimentar cierto grado de ansiedad, salir a conquistar un espacio en el que el estrés aumenta un poco. Llamaron a ese espacio "ansiedad óptima", e indicaron que se encuentra justo fuera de las fronteras de nuestra zona de confort.

¿Qué es la zona de confort en la que vivimos?

La zona de confort podría ser el sofá del salón donde preferimos quedarnos en vez de salir a explorar el mundo, las tiendas donde siempre compramos, el trabajo en el que llevamos más de 10 años o el destino turístico al que regresamos año tras año. Sin embargo, también es nuestra manera de responder ante una crítica, la forma de enfrentar las oportunidades que encierran riesgos e incluso la manera de relacionarnos con nuestra pareja y/o padres.

El concepto de zona de confort se refiere a un estado psicológico en el que nos sentimos seguros y no experimentamos ansiedad ni miedo. Es un “espacio” que conocemos de principio a fin y en el que lo controlamos casi todo.

Los hábitos que seguimos con asiduidad son los que nos permiten construir esa zona de confort ya que sabemos exactamente qué podemos esperar de cada situación. Al minimizar la incertidumbre, sentimos que lo tenemos todo más o menos bajo control, por lo que creemos que estamos a salvo.

Para mantenernos dentro de la zona de confort debemos evitar los riesgos y la incertidumbre, lo cual significa que adoptamos una actitud pasiva ante la vida. Esa sensación de seguridad se paga caro porque también vamos perdiendo los incentivos para vivir y caemos en las garras de la monotonía y la apatía. Esa es la razón por la que nos apegamos a ciertos lugares, tradiciones, hábitos y/o personas, evitando cualquier elemento que introduzca novedad porque también significa incertidumbre y caos. Por tanto, podemos decir que la zona de confort es un espacio que hemos ido conquistando pero que a su vez también nos ha conquistado.

Señales de que estamos atrapados en nuestra zona de confort

Dado que la zona de confort es un espacio que se construye lentamente a lo largo de los años, muchas veces no nos damos cuenta de que estamos atrapados en su interior. Estamos tan acostumbrados a nuestros hábitos y estilo de vida que no nos damos cuenta de cómo limitan nuestras posibilidades de crecer.

Algunos signos que indican que debes salir de tu zona de confort son:
- No creces desde el punto de vista emocional e intelectual sino que experimentas una profunda apatía.

- Te sientes profundamente desmotivado, ningún nuevo proyecto o plan te anima lo suficiente.

- Te cierras a las nuevas ideas ya que estas no encajan con tu sistema de creencias perfectamente estructurado.

- Tienes miedo a asumir riesgos, por lo que prefieres dejar pasar las buenas oportunidades con la excusa de que podrías perder más que ganar.

- Desde hace meses o años sigues la misma rutina, de manera que hace mucho que no experimentas esa increíble sensación de estar vivo que genera probar cosas nuevas.

- Te sientes más aislado y comienzas a pensar que todo carece de sentido ya que no encuentras nada estimulante en tu rutina cotidiana.

- No aprendes nada nuevo que pueda aportarle un toque de color diferente a tu vida porque sientes que estás bien así, aunque en el fondo experimentas un gran vacío, como si necesitaras algo más.


7 razones para salir de la zona de confort

El escritor estadounidense Max DePree dijo: "No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos en la actualidad". Sin embargo, existen muchos otros buenos motivos para animarse a salir de la zona de confort.

1. Te prepara para los tiempos difíciles. Por muy seguros que nos sintamos en nuestra zona de confort, ese espacio no nos protegerá de los problemas, los cuales suelen aparecer en la vida de manera inesperada generando una gran incertidumbre. Si no estamos acostumbrados a los cambios, esos problemas pueden desestabilizarnos e incluso generar trastornos psicológicos. Aprender a vivir fuera de la zona de confort, lidiando con la novedad, los imprevistos y la incertidumbre nos convertirá en personas más fuertes emocionalmente que podrán manejar mejor la adversidad cuando esta se presente.

2. Serás más productivo. La comodidad mata la productividad porque sin esa pequeña dosis de ansiedad que acompaña los plazos y las expectativas tenemos la tendencia a hacer el mínimo necesario para conseguir resultados mediocres. En resumen, la zona de confort nos aboca a la mediocridad, a contentarnos. Otra posibilidad es que caigamos en la "trampa del trabajo", fingir que estamos "demasiado ocupados" como una excusa para permanecer dentro de nuestra zona de confort y evitar cosas nuevas. Ir un poco más allá de nuestros límites puede hacer que recuperemos el empuje necesario y mejoremos nuestra productividad de mil maneras posibles, incluso recurriendo a la creatividad.

3. Tus límites serán cada vez más ampliosUna vez que ponemos un pie fuera de nuestra zona de confort, esta se amplía, lo cual significa que nos convertirnos en personas más abiertas al cambio. Adoptar esta actitud nos permite ser capaces de lidiar con la “ansiedad óptima” sin que esta nos moleste, al contrario, aprendemos a usarla a nuestro favor, aprovechando la energía que nos reporta.

4. Aumentará tu creatividad. La zona de confort representa todo aquello que conocemos y sabemos. Fuera se encuentra otro mundo por descubrir. En la zona de confort no aparecen grandes ideas ni realizamos grandes descubrimientos, es necesario salir de lo conocido para encontrar la inspiración que aguijonee la creatividad. Solo entonces seremos capaces de generar nuevas ideas, ver viejos problemas bajo una perspectiva diferente y establecer conexiones originales. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Florida comprobó que los estudiantes que pasaban tan solo un semestre fuera de su país obtenían mejores puntuaciones en los test de creatividad que aquellos que se habían quedado estudiando en la misma universidad.

5. Ganarás autoconfianza. Salir de la zona de confort da un poco de miedo, pero cuando lo hacemos y conseguimos nuestros objetivos experimentamos una increíble sensación de empoderamiento. En práctica, cuando somos capaces de lidiar con situaciones que nos atemorizan un poco, comprendemos que somos mucho más fuertes de lo que pensamos, lo cual refuerza nuestro autoconcepto. Además, a medida que superamos los obstáculos vamos ganando habilidades que pasan a formar parte de nuestra mochila de herramientas para la vida.

6. Te sentirás más vivo. Al salir de la zona de confort conocemos a nuevas personas y vivimos nuevas experiencias. Algunas de esas experiencias no serán positivas pero otras se convertirán en un motor impulsor que nos dé nuevas energías. Pronto descubriremos que esa sensación de vacío desaparece, simplemente porque aprendemos a disfrutar más de la vida.

7. Envejecerás mejor. Un estudio realizado en la Universidad de Texas reveló que salir de la zona de confort nos ayuda a conservar las capacidades cognitivas a medida que envejecemos. Mantener la mente activa y plantearse nuevos retos es fundamental ya que representan una importante fuente de estimulación tanto a nivel mental como social. Por consiguiente, mantenerse dentro de la zona de confort significa estar fuera de la zona de mejora.

¿Cómo salir de la zona de confort sin lastimarnos?

Una vez que sabemos qué es la zona de confort y los problemas que puede causar apegarnos demasiado a los hábitos y cosas conocidas, resulta evidente que es necesario salir de ese círculo vicioso en el que nos hemos metido. Para ello debemos asumir que experimentar un poco de ansiedad de vez en cuando es positivo porque nos mantiene vivos, nos fortalece y nos ayuda a crecer.

Sin embargo, también es importante mantener bajo control ese nivel de ansiedad, lo cual significa que no hay necesidad de lanzarse al vacío sin paracaídas, podemos salir de nuestra zona de confort dando un paso a la vez, deteniéndonos cuando sintamos que la ansiedad o el miedo comienzan a crecer en intensidad.

Hay personas que pueden salir de su zona de confort dando un gran salto porque pueden gestionar ese nivel de ansiedad. Hay otras que necesitan dar pequeños pasos a la vez. Lo importante no es cómo lo hagas ni el ritmo que lleves, sino que seamos capaces de expandir cada vez más nuestros horizontes.

En todos los casos, el secreto radica en encontrar un equilibrio en el que esa ansiedad por lo nuevo y desconocido genere un estado positivo, no debe hacer que nos sintamos mal.

No es conveniente vivir eternamente fuera de la zona de confort

Es importante salir de la zona de confort, pero tampoco debe convertirse en una obsesión. Debemos tener en cuenta que no podemos vivir fuera de nuestra zona de comodidad todo el tiempo. De vez en cuando es útil regresar a ese espacio donde nos sentimos seguros para procesar tranquilamente nuestras experiencias.

De hecho, si cometemos el error de olvidarnos por completo de esa zona de confort caemos en el riesgo de sufrir lo que se llama “adaptación hedonista”, que significa que las cosas y experiencias nuevas dejan de impresionarnos y ya no nos hacen sentir vivos pues nos hemos acostumbrado a la descarga de adrenalina que producen. Esa es la razón por lo que lo increíble se vuelve ordinario en muy poco tiempo.

Por tanto, no tenemos que ver la zona de confort como nuestra enemiga, como muchos gurús del Desarrollo Personal afirman, es una oportunidad para crecer pero también un espacio donde reconfortarnos.

Jennifer Delgado Suárez.
Imagen de mundotkm.com

"Los Vampiros del Pensamiento Positivo".


Nuestro cerebro nos puede dar una excelente lección para la vida.

Cuando dormimos el cerebro hace una especie de borrón y cuenta nueva. Para aprender, es necesario que se establezcan nuevas conexiones, o sinapsis, entre las neuronas. Esas conexiones permiten que las neuronas envíen señales entre sí de forma rápida y eficiente. En esas redes es donde almacenamos los nuevos recuerdos y las habilidades que aprendemos.

Sin embargo, neurocientíficos de la Universidad de Wisconsin-Madison descubrieron que las sinapsis que crecen de manera “exuberante” durante el día, se “podan” por la noche. Nuestro cerebro realiza automáticamente una selección de la información que debe guardar y descarta el resto.

Lo curioso es que, al eliminar toda la información innecesaria, los recuerdos que valen la pena se memorizan mejor. Psicólogos de la Universidad Johns Hopkins apreciaron que cuando ese proceso no se produce, nuestros recuerdos se vuelven más confusos. Además, ese olvido selectivo es fundamental para restarle impacto emocional a los hechos que nos ocurrieron durante el día.

Este proceso que ocurre de manera natural nos brinda una gran lección: guardar viejos rencores, alimentar frustraciones, revivir los dramas y darle una importancia excesiva a cosas que no merecen la pena, solo genera caos e insatisfacción. Lo más sabio es aprender a ignorar todo aquello que no vale la pena y que puede afectar nuestra paz interior.

Cinco cosas que puedes elegir ignorar para ser más feliz.

Una frase budista afirma que
solo nos puede dañar aquello a lo que le conferimos importancia”.
No son las situaciones, sino el significado que le damos y cómo reaccionamos, lo que determina su impacto en nosotros. Por eso,
si queremos proteger nuestro equilibrio emocional, debemos aprender a ignorar algunas cosas.


Ignorar no significa adoptar una actitud pasiva y tampoco significa que dejaremos de hacerle frente a ciertas situaciones,
significa aprender a darle importancia a las cosas que realmente lo merecen y restarle impacto a aquellas cosas que no deben tener una presencia tan importante en nuestras vidas.


Ignorar, en este caso, no es sinónimo de desconocimiento sino que implica un acto consciente, una decisión en la que sacamos de nuestra conciencia aquellas cosas intrascendentes que solo nos dañan.
No significa obviar u ocultar los problemas sino limpiar la mente de todo aquello que ocupa un lugar innecesario para hacerle espacio a lo que realmente cuenta.  


1. Los desprecios y las críticas destructivas. 
Recuerda que una crítica malsana dice más sobre la persona que critica que sobre quien es criticado
. No permitas que las críticas y los desprecios hagan mella en tu autoestima. Recuerda que cuando pasas demasiado tiempo prestándole atención a la opinión que los demás tienen de ti, o lo que los otros quieren que seas, olvidarás quién eres realmente.


2. Las personas que quieren descargar sobre ti sus miserias emocionales. Hay personas que se comportan como auténticos camiones de basura, que pretenden descargar sobre ti sus miedos, frustraciones, enfados o ansiedades.
No se los permitas.
Aprende a detectarlas y crea un escudo protector. 


3. Las pequeñas frustraciones del día a día. Un mal día es solo un mal día. Viene y va. No hay razón para quedarte atascado en esas pequeñas frustraciones.
Si aprendes a ignorar esos percances apenas terminan, te darás cuenta de que podrás retomar tu rutina con mayor serenidad. Si los acumulas terminarás cargando un fardo muy pesado.
Es solo cuestión de poner en perspectiva y darte cuenta de que no vale la pena arruinarte la jornada por esos contratiempos.


4. Tu diálogo interior negativo. A menudo tu mente se convierte en tu peor enemiga. Por eso, en muchos casos es necesario aprender a acallar ese ruido interno, los pensamientos obsesivos sobre el fracaso, los miedos y la ansiedad.
En la mayoría de los casos ese diálogo interior proviene de las expectativas que los demás han puesto sobre ti. De hecho, es probable que te descubras diciéndote frases que tus padres, maestros o parejas te han dicho.
Si esas frases no te permiten avanzar y no te hacen sentir bien, ignóralas, con el paso del tiempo se irán difuminando hasta desaparecer.


5. Las situaciones que no puedes controlar. El taoísmo nos anima a fluir, a no forzar las situaciones.
Eso no significa adoptar una actitud pasiva sino aprender a detectar las oportunidades para actuar y saber cuándo es contraproducente empecinarnos con algo. Hay muchas cosas que se escapan de tu poder, intentar controlarlas genera una tensión innecesaria.
Por tanto, hay veces en que debes olvidarte de todo lo que podría salir mal y comenzar a confiar en el flujo de la vida.


Un ejercicio para aprender a ignorar lo que te daña


No es fácil ignorar ciertas cosas, ciertas personas, ciertas situaciones... No siempre sabemos percibir lo que nos puede hacer daño y nos aferramos a ello. En otras ocasiones,
ignorar significa cortar vínculos, cambiar nuestra forma de pensar y nuestras actitudes, algo que no es sencillo y requiere una gran dosis de valentía. 


En cualquier caso, te animo a que hagas este sencillo ejercicio:

Toma un lápiz o cualquier objeto pequeño que no se rompa.
Sostenlo en la mano y aprieta fuerte.
Imagina que ese objeto es una de las emociones, sentimientos o persona que te está molestando y que tu mano representa tu mente o conciencia. 


Al inicio, todo te parecerá un poco raro pero poco a poco te sentirás menos incómodo y el objeto te resultará más familiar. Sin embargo, si sigues apretando ese objeto, terminará haciéndote daño.


Ahora, abre la mano y permite que el objeto ruede y caiga al suelo.
Observa que eras tú quien se aferraba al objeto, no estaba unido a tu mano. Lo mismo ocurre con tus emociones, sentimientos y las personas que pueden hacerte daño.


El problema es que nos aferramos tanto a esas situaciones que nos olvidamos que podemos soltarlas cuando queramos.
De hecho, cuando experimentamos ira o tristeza decimos “estoy triste” o “estoy enojado”, lo cual representa una identificación con esos estados que implica aferrarse a ellos. En su lugar, deberíamos decir “me siento triste” o “me siento enojado” y aprender a dejar ir.


¿Cómo aplicar esta idea para ignorar todo aquello que nos daña?

- No lleves las cosas al plano personal. Muchas de las cosas que nos ocurren no son personales.
Llevarlas a ese plano significará que le estás dando una importancia excesiva y estarás permitiendo que afecten tu equilibrio emocional. Por tanto, es fundamental que protejas ese espacio y solo permitas que entren las cosas que realmente son significativas para ti.


- No pierdas la perspectiva. Imbuidos en los pequeños problemas de la vida cotidiana, es fácil dejarse abrumar por esas pequeñas insatisfacciones y contratiempos, de manera que podemos terminar perdiendo el rumbo.
Recuerda mantener siempre la perspectiva, céntrate en lo que te define, en tus objetivos y lo que realmente te emociona.
No dejes que insignificancias te arrebaten la posibilidad de ser feliz hoy mismo.


- Da un paso atrás. Cuando sientas que las emociones están tomando el mando, da un paso atrás. Detente, date unos minutos y recupera el control.
Reflexiona sobre por qué esa situación está generando esas emociones. Es probable que estés reaccionando de manera exagerada o que le estés confiriendo más importancia de la que tiene.
Respira y déjala ir.


- Ánclate al presente. Si te sientes mal, es probable que sea por algo que ya sucedió, que pertenece al pasado.
Por tanto, no tiene mucho sentido seguir alimentando esos sentimientos. Para dejarlos ir, basta con anclarte al presente.
Céntrate en todas las cosas positivas que tienes ahora mismo. La clave radica en aprender a moverse del pasado que te mantiene sujeto al presente.

Jennifer Delgado Suárez
www.rinconpsicologia.com
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────


───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────


───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────


───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

viernes, 22 de septiembre de 2017

"¿Qué Es el Vivir?"


" - Maestro, estoy todo enredado. Quiero saber qué es la vida, qué es el vivir, y todos me dan definiciones tan trascendentales y llenas de misterio que pareciera que el vivir es lo más sublime que existe en esta tierra; para serte franco, y viendo lo que veo, no me parece que sea así. ¿Qué es, al fin, el vivir? ¿A quién le creo?
- Hij@, debes creerte a ti mismo. ¿Quieres saber qué es el vivir? Vivir es simplemente el efecto de no sucumbir al deseo de morir, nada más que eso. Nosotros nacimos para morir, y mientras no llegue ese día debemos tratar de ser felices; por lo tanto, no te compliques tanto y vive y se feliz."

Imagen de Seres maravillosos
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"El Dios de Spinoza"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"El Camino de la Cruz"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"Morir Para Ser Yo"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

¿Por Qué Tengo Que Dar las Gracias?. Por Claudia Campos Canifrú.


Las Runas te contestarán
¿Por qué tengo que dar las gracias?
Debes escoger entre la 1, 2 o 3.

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
¿Por qué tengo que dar las gracias?
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Si escogiste la 1: Da las gracias por cada momento doloroso, porque ellos te llevaron a aprender, a crecer y ser la gran persona que hoy eres. Cuando dejamos de victimizarnos y vemos que cada acontecimiento nos regala una herramienta para la vida, entonces todo vuelve a tener sentido. La palabra clave será Fortaleza.

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

Si escogiste la 2: Comienza a dar las gracias por los encuentros que has tenido, y que tienes cada día. La única forma de mirarnos es frente a un espejo; de otra manera no sabríamos cómo somos. Por eso cada persona con la que te encuentres o te hayas encontrado en la vida, es un espejo que nos ayuda a sanar y a crecer. La palabra clave será Descubrir.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

Si escogiste la 3: La gratitud que debes practicar es por saber cultivar la paciencia, tarea que no es nada de fácil. Por cada momento en que las cosas no salían en el momento que tú querías, aprendiste esta hermosa práctica, la de saber esperar. La palabra clave será Serenidad.

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Claudia Campos Canifrú.
Maestra de Tarot.
Claudia Corazón Feliz
+569 8 5683589
claudiacorazonfeliz@gmail.com
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

"La Entrada del Sol en Libra-Celebrar el Equinoccio". Por Margit Glassel.


Hoy a las 22:02 (hora española), el Sol abandona el signo de Virgo
para adentrarse en Libra;
evento celeste que marca el principio del otoño en mi parte del mundo
 y el de la primavera en el hemisferio sur.
Libra es un signo que busca la paz y la armonía y aborrece los conflictos. Estamos envueltos en mucha agitación colectiva estos días  y la tarea es buscar el equilibrio. El símbolo de Libra es una báscula que representa el equilibrio entre las fuerzas de la luz y de la oscuridad. Cuando los tiempos son revueltos, se despierta la sombra colectiva y se apodera de los ánimos. Sobre todo si no hemos confrontado nuestros dragones internos antes, es fácil que nos dejemos arrastrar a tomar partido en las locuras del momento y demonicemos al adversario, en lugar de verlo como un ingrediente creativo que nos trae mayor claridad, crecimiento y consciencia. Libra adora la belleza y solo en Escorpio aprende a amarla también en las facetas más dramáticas de la existencia. Escorpio es el descenso a las profundidades, el lugar de las iniciaciones oscuras de muerte y renacimiento, de la sexualidad, del sufrimiento y su transmutación, de la enfermedad y de la vejez. En los tiempos de Libra aun no estamos preparados y nos aferramos a las luchas por la justicia, sufrimos por el  apego a la paz, y nos refugiamos en la belleza luminosa como si de un salvavidas se tratase.
Hoy es el día que la Luz y las Sombras estarán en equilibrio y que podemos amar a ambos. Abrir los brazos en cruz y sentirnos plenamente humanos y vivos, aceptando lo que el multiverso nos presenta. Es el día para agradecer todos los frutos que hemos recibido, todas las cosas bellas y tristes, todo el amor que hemos podido sentir y sentimos, todas las relaciones y almas que amamos y que nos aman, todas las cosas que hemos podido ver, tocar, saborear, oler y escuchar. Todas sin excepción. Cuando desciende la Luz se convertirán en recuerdos, poco a poco se extinguen a menos que los recordemos y los traigamos de vuelta a la vida. El pasado muere, la luz desciende, la serpiente empieza a moverse para más adelante soltar su vieja piel. Es una nueva etapa, más madura. Las Diosas que empiezan a emerger ahora son las del otoño, las Diosas y Dioses Oscuros, las Ancianas y los Guardianes.  Detrás de la búsqueda de la belleza y del equilibrio en Libra está el miedo a morir, algo inevitable en Escorpio.
Aun así, es pronto. Celebremos. Amemos. Bailemos. Cada cosa en su momento.
Sentados delante del altar, contemplando a la Anciana y a la granada, el fruto de Perséfone, y a las semillas, hojas y ramas que hemos recogido del campo para adornarlo, esta noche podemos anunciar un “sí, quiero” a la Vida con todo lo que eso implica y entregarnos al sentimiento de la más profunda Gratitud.
¡Feliz equinoccio!
Copyright© Margit Glassel
www.margitglassel.com
Margit en Facebook.
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────
Si quieres recibir una interpretación de tu carta natal
y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses
para comprender cómo estos te afectan personalmente,
o una consulta de tarot, no dudes en escribir a
margitglassel@yahoo.es
para más información acerca de su trabajo.
- Vía Skype o Presencial - 
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────